lunes, 24 de marzo de 2014

Las Casas Cerdà, el barrio de la Concepció del Eixample

Poco después de presentarse el trazado definitivo de las calles del Eixample se empezaron a levantar los primeros edificios de la que tenía que ser la nueva ciudad jardín de Barcelona, unos de estos primeros edificios en levantarse fueron las Casas Cerdà, que compiten con la casa Tarragó por ser las primeras en edificarse.

casas cerda mapa antiguo barcelona mundobarcino
Las casas Cerdà fueron el germen que permitió la construcción de un primer núcleo que junto los de Sant Antoni y Camp d’en Grassot – Gràcia Nova, supusieron el principio de la construcción del ensanche barcelonés. Debido a esto, en torno a estas casas pioneras existen un buen número de edificios y espacios que nos remontan a los principios de la configuración de la nueva Barcelona. En este post, y en los que le seguirán, haremos un repaso de estos espacios.

Empecemos hablando de las casas Cerdà, que llevan este nombre en honor a su promotor, Josep Cerdà, levantadas en 1864 por el arquitecto  Antoni Valls Galí; justo después de que se aprobara el trazado definitivo de las calles del Ensanche de Cerdà.

mundobarcino barcelona casas cerda
Hoy en día solo quedan 3 de estas cuatro y es que una de ellas fue derribada en 1960, la misma suerte estuvo a punto de correr otra de las casas, la situada en el chaflan de enfrente de la calle Consell de Cent, cuando a principios de los 90 ni la propietaria del inmueble ni el ayuntamiento se pusieron de acuerdo para rehabilitar el edificio, que había sido dejando en el abandono para poder derribarlo y construir en el solar un hotel (Una historia repetida en la ciudad cientos de veces). Afortunadamente a finales del franquismo la ciudadanía, con el colegio de arquitectos al frente, presionaron a las autoridades para declarar a las tres supervivientes como Bien de Intereses Cultural. Uno de los aspectos con los que jugaron fue el nombre de las casas, vinculándolas con el ingeniero, nada más lejos de la realidad ya que las casas llevan este nombre en honor al propietario de los terrenos donde se edificaron, Josep Cerdà, quien no mantenía ningún tipo de relación de parentesco con Ildefons. Este hecho, el de relacionar el nombre de las casas con Ildefons Cerdà, sirvió en parte para salvar a estas primeras casas del Eixample. A día de hoy aún se mantiene la confusión entre muchos barceloneses, a esto hay que sumarle el hecho que popularmente, y ya desde el principio de la urbanización de la zona, se conozca al cruce entre Roger de Llúria y Consell de Cent como Plaça Cerdà.

casas cerda mundobarcino barcelona
Las casas, aparte de ser de las más viejas de todo el Eixample*, también son importantes por otro motivo, ya que son de los pocos edificios que existen a día de hoy que respetan las medidas planteadas por Ildefons Cerdà para poder hacer de la nueva Barcelona una verdadera ciudad Jardín, no solo por la altura, que más o menos se fue respetando durante algún tiempo, sino también por el ancho de estas, ya que la profundidad de su estructura no superaba los diez metros, dejando un amplio espacio para la creación de los jardines en cada una de las manzanas. Con el paso de los años este ancho ha sido modificado y al igual que las remontas que hoy en día se pueden observar en buena parte de los edificios del Eixample, estas fueron ampliadas ganando terreno a sus espaldas.

A este interés estructural hay que sumarle otro de arqueológico, ya que las tres casas supervivientes son una muestra de las técnicas constructivas que en ese momento se daban en la ciudad y del estilo predominante en las primeras construcciones del ensanche, un estilo y técnicas que aún seguían las líneas encorsetadas que imponían las estrechas calles de la vieja ciudad. Sin duda alguna, pero, lo más destacado de las tres Casas Cerdà supervivientes lo encontramos en la fachada de dos de ellas, son sus pinturas murales obra, de un poco conocido pintor italiano residente en Barcelona, Rafaelo Beltrani, que nos transporta a las fachadas de las casas catalanas del XVIII y principios del XIX.



PD: la casa más vieja del Eixample, o si más no a la que se concedió la primera licencia de obras, es la casa Tarragó, más conocida como La Otra Carbonería. La qual depende de la voluntad de sus actuales propietarios para mantenerse en pié.

PD2: con este post empezamos una colaboración con el blog colaborativo de ocio mapunto.cat

Enlaces:


Mostra Casas Cerdà en un mapa més gran

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...