lunes, 27 de diciembre de 2010

Plaza de Joan Carles I


El nombre de una calle o plaza en Barcelona ha de pasar una serie de trámites antes de ser aprobado y pasar a formar parte del nomenclátor. Existe, a su vez una serie de requisitos previos para que dicho nombre pueda llegar a ser presentado ante la ponencia municipal.

Plaza-Joan-Carles-IUno de los requisitos indispensables para que una calle lleve el nombre de una persona es que esta esté muerta y hayan transcurrido por lo menos cinco años desde su defunción. No es el caso de la plaza Joan Carles I. Situada en uno de los puntos más transitados de Barcelona. Esta plaza, si se puede llamar a así a la confluencia de dos calles, lleva ese nombre desde el 27 de febrero de 1981, cuatro días después del asalto al congreso de Tejero.


Curiosamente esta plaza fue dedicada a Pi i Margall, presidente de la Primera República española y tras la instalación de una escultura de la República, de Josep Viladomat en 1936, la plaza paso a llamarse, de La República. Este nombre duro más bien poco ya que en 1939, tras la victoria franquista, todos los nombres republicanos fueron borrados del mapa de la ciudad. A su vez también desaparecieron del conjunto monumental la República, sustituida por  una Victoria de Federic Marés y el busto de Pi i Margall, sobreviviendo únicamente el obelisco, conocido popularmente como “el llàpis”.

Cinc-D'orusPese a todos estos cambios de nombre todavía a este enclave se le sigue llamando, popularmente,  el “Cinc D’orus”  y es que en su diseño inicial existían cinco aceras redondas para facilitar a los peatones el cruce. Cuatro de ellas en las esquinas y una más grande (donde hoy este el obelisco) en el centro; lo que confeccionaba al entorno la imagen del naipe español del cinco de oros.



Victoria mares franquismo barcelona
En torno a la plaza,  desde hace tiempo que existe controversia, por un lado se pide que se retire la Victoria de Màres, al pie del obelisco desde inicios del franquismo y sea remplaza por la República de Josep Viladomat, que tras pasar una larga temporada en los almacenes del consistorio, preside hoy la plaza Lucmajor. Por otro lado hay quien pide el cambio de nombre de la plaza y que sea restituido el de “La República”, esgrimiendo motivos sentimentales, así como de la necesidad de recuperar la memoria histórica y de incumplimiento de la propia normativa municipal, la misma que impide que Floquet de Neu tengo hoy una plaza, pese a contar con el beneplácito de la opinión popular.

Enlaces:
Normativa nomenclator
Propuesta cambio de nombre
Museo Màres

Ver Plaça Joan Carles I en un mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...